Sin roce alguno.

Alguna vez has besado a alguien sin siquiera rozar los labios???

Con tan solo imaginar el acto
Sientes, Degustas, Saboreas, hmmmm…
la carnosidad del labio deseado.

Un cosquilleo recorre tu cuerpo
desde los pies a la cabeza.
El paladar adquiere un sabor distinto.
Te muerdes los labios…
Finalmente una picara sonrisa se
esboza en tu rostro.