Creías que solo las mujeres tenían uno? pues los hombres también lo tienen.

Hace un tiempo publique este post súper interesante y buscando en la red me di cuenta que  los hombres también tienen un PUNTO G.

El llamado punto G masculino, se encuentra en la próstata, glándula que genera el líquido seminal que transporta a los espermatozoides. Esta parte al recibir un adecuado masaje, le provoca al hombre orgasmos muy intensos. Sin embargo, no es tan fácil que él puede estimularse a sí mismo, ya que su punto G está dentro del recto, por lo tanto es muy necesaria la participación de su pareja.

Si se sabe explorar, puede provocar orgasmos de dimensiones no experimentadas. Sin embargo muchos hombres se niegan a descubrirlo por considerarlo antihigiénico o por miedo a perder parte de su masculinidad, pero para quienes ya han experimentado este mágnifico encuentro no dudan en repetir esta experiencia extremadamente satisfactoria.

Como encontrar el punto G masculino

Para localizar ese punto que lo hará sentir inolvidables e intensas sensaciones, tienes que introducir con mucho cuidado un dedo por el conducto anal, guíandolo hacia su pared frontal, hasta sentir la próstata, la cual tiene una forma de nuez. Una vez que haz introducido tu dedo, aproximadamente a cinco centímetros presionas hacia adelante, en dirección a su pene, hasta que notes el pequeño abultamiento.

Para que encuentres este punto más fácilmente, él debe estar acostado boca arriba con las rodillas al pecho, incítalo a jugar y poco a poco ve colocándolo en esa posición, luego comienza la exploración.

El masaje que le des debe ser suave y pausado hasta que lo hagas llegar al orgasmo, el cual será más intenso que los que normalmente tiene.

El tejido que se encuentra en este punto es muy susceptible de lastimarse, por lo tanto debes hacerlo con sutileza o en su caso con la ayuda de un lubricante.

Tips para mejores resultados

Para que esta aventura erótica sea todo un éxito, sigue las siguientes recomendaciones:

  • Recorta bien tus uñas, así evitarás molestias o heridas.
  • Para una mayor protección, usa guantes de látex o un preservativo.
  • Es mucho mejor y más fácil, aplicar en el dedo un lubricante a base de agua, lo puedes encontrar en cualquier farmacia.
  • Antes de introducir tu dedo, toca suavemente la parte externa del ano, en forma circular.
  • Antes de llegar al punto clave, introduce tu dedo al conducto anal un centimetro y gíralo poco a poco en forma circular hasta llegar a la ubicación exacta.
  • Es muy importante que mientras le das este masaje, le preguntes frecuentemente qué sensaciones le produce cada movimiento, asi sabrás con exactitud cuando seguir o parar en caso de estar lastimándolo.

 

P.D. Como el hombre tiene sensaciones increíbles cuando le encuentran el punto g, será por eso q hay tantos Maricones??

P.D.2 Por eso es q hay tantos hombres q le tienen miedo al examen de la próstata??

En busqueda del G-Spot

El Punto G, puerta de paraíso para algunas, un gran desconocido para otras. Todas quieren alcanzarlo, todas quieren gozar una experiencia mística.

No es un mito ni un invento, el Punto G es el area más sensible de la intimidad femenina. Este video (aunque pueda lucir porno) es bastante especifico e instructivo.

Espero que podamos aprender a conocer nuestra intimidad mejor y a disfrutar ya sea sola o en pareja de nuestra sexualidad a plenitud.

El Punto G de la mujer es una auténtica bomba de placer. Alcanzarlo te hace volar hasta el olimpo de los dioses. El orgasmo es de una intensidad tan grande que parece que estés volando. Sin embargo, es un punto desconocido para hombres y mujeres. Encontrarlo es una auténtica aventura que vale la pena experimentar. Adelante, empieza la excursión…

El Punto G es una pequeña zona del área genital de la mujer que se encuentra detrás del hueso púbico y alrededor de la uretra. Es una zona rugosa que puede tener entre el tamaño de una judía y el de una moneda de un euro.

Cuando se estimula, el punto G aumenta de tamaño y comienza a palpitar. Quienes lo han experimentado dicen que entra como un deseo de hacer pipí, una sensación que se explica porque al estimularlo se ejerce una presión en la vejiga. Cuando llegues a este punto no te eches atrás, sigue hasta que comiences a tener una sensación realmente muy placentera. No te arrepentirás.

 

 

Mejores posturas

Para que la operación sea realmente un éxito, debes estar excitada. Aqui estan las mejores posturas para que puedas llegar a conocer y experimentar el famoso y desconocido Punto G.

La postura del perrito es sin duda la más adecuada. Permite que el pene del hombre tenga mejor acceso a la pared frontal de la vagina, donde se encuentra nuestro objetivo; el punto G.

Anota estas tres posturas que te garantizan el éxito.

Él estirado y tú encima, sentada a horcajadas e inclinada hacia atrás.

En esta postura tú debes estar tumbada, con las piernas dobladas y levantadas mientras que él, de rodillas se coloca entre tus piernas.

Esta postura es un poco más fría porque se pierde el contacto visual. Tu debes tumbarte de lado y él en la misma postura, te penetra desde atrás.

asi que ya saben, empiecen a explorar a ver si lo encuentran 😛