En tu matrimonio, quieres ganar o perder?

Hace unos días me topé con este escrito Marriage is For Losers (está en inglés) .

A continuación les comparto una parte del texto.

Cuando se trata de ganar o perder, creo que hay tres tipos de matrimonios. En el primer tipo de matrimonio, ambos cónyuges están compitiendo para ganar, y es un duelo a muerte. Los esposos y esposas están armados con un vasto arsenal, que van desde los puños, a las palabras, al silencio. Estos son los matrimonios que se destruyen. Los cónyuges se destruyen entre sí, y, en el proceso, destruir la paz de sus hijos. De hecho, la destrucción es tan completa que la investigación nos dice que es mejor para los niños que se han divorciado los padres de los padres en conflicto. Estos matrimonios representan la mayor parte del cincuenta por ciento de los matrimonios que fracasan, y algo más.

El segundo tipo de matrimonio es maduro, con ganadores y perdedores, pero los papeles se establece, y el perdedor es siempre el mismo cónyuge. Estos son los matrimonios verdaderamente abusivas, aquellas en las que domina uno de los cónyuges, el otro sostiene, y en el proceso, tanto el esposo y la esposa son despojados de su dignidad. Estos son los matrimonios de los adictos y los facilitadores, los tiranos y los esclavos, y pueden ser los más tristes de todos los matrimonios.

Pero hay un tercer tipo de matrimonio. El tercer tipo de matrimonio no es perfecto, ni siquiera cerca. Sin embargo, una decisión ha sido tomada, y dos personas han decidido amarse unos a otros hasta el límite, y sacrificar lo más importante de todos-ellos mismos. En estos matrimonios, la pérdida se convierte en una forma de vida, una competición para ver quién puede escuchar, cuidar, servir, perdonar y aceptar al otro más. El matrimonio se convierte en una competencia para ver quién puede cambiar en formas que son más de curación para el otro, para ver quién puede dar de sí mismos en formas que más aumento de la dignidad y la fuerza de la otra. Estos matrimonios formar gente que puede ser pequeño y humilde y misericordioso y amoroso y pacífico.Y ellos son revolucionarios, en el más puro sentido de la palabra.

 Ya es su decisión si quiere ganar o perder.

Esto tiene que parar!!!!

Como todas las mañanas, estoy a la espera de un carro en la 27 de Febrero próximo a la Av. Duarte para llegar a mi trabajo. Ya que los carros de  ASOCHOVEFE (Asociación de Choferes de la 27 de Febrero) no son suficientes, uno tiene que abordar lo que llaman “carros piratas”  (los que no están inscrito en la asociación).

Los DELINCUENTES   miembros de esta asociación le hacen la vida de cuadritos a los pasajeros y a los chóferes piratas. Desde desmontar a los pasajeros que ya han abordado, romperle vidrios a los carros, agredir a pasajeros.

El carro pirata que aborde, se detuvo frente al Centro Olimpico a dejar un pasajero, cuando arrancó nuevamente un motor con dos hombres vestidos de negro, lanzaron lo que llamaré una bomba molotov dominicanizada: estaba llena de MIERDA,  así mismo como lo leen… Lo de la junta es un chivito jarto e jobo en comparación a esto.

Se la estrallaron al chófer, literalmente lo bañaron, con la misma mala suerte corrió el que estaba a su lado. Yo iba en la parte de atrás y gracias a Dios solo me salpico en el pantalón. Me daba una vaina si me hubiese embarrado la cara o el cabello. El chófer saco un arma, pero los HDSMM ya iban lejisimos.

Nos desmontamos, una mezcla de IMPOTENCIA con RABIA me embargaba, GRRRRRR!!!!!!
Le dije al Hubby por Gtalk, llame a mi jefa para decirle lo ocurrido y que iba a llegar mas tarde. Pedí mi taxi por BBM, le explique al taxista el por que de mi estado y hasta ofreció a esperarme. 

Una hora mas tarde, después de un buen baño, buscar otra ropa, echar par de maldiciones, llegué a mi trabajo.

Sabrá Dios cuantas veces ha sucedido lo mismo.. y las autoridades no hacen nada, porque esos sindicalistas se creen dueño de este país y que pueden hacer lo que le de la GANA con los pasajeros. Porque no solo atentan contra el chofer pirata sino contra los usuarios que los mantienen a ellos.  

Creo que ya esta bueno de que las cosas sean a su modo.