Cien pesos

100pesosan

Era un hermoso día soleado, Laurita  junto a su madre observaba a las vacas pastando en la finca de unos amigos, a la cual habían sido invitadas para pasar aquel domingo.

Entre todos los animales diviso a  uno mas pequeño y le pregunto a su mami.

–         Mami, Como se llama ese?- señalando con el dedo…

–         Ehhh, Vaquita…  – La madre así le dijo para salir de paso ya que no se acordaba que se llamaba becerrito.

La niña continúo conversando con su madre…

–         Mami, me puedes dar cien pesos… Dice con urgencia Laurita.
–         Para que mi vida?
–         Pues para comprar papitas y dársela a la vaquita, no ves que tienen hambre y esta comiendo hierba…

p.d Sacado de una historia verídica.