Y q tal si…

“No nos dejes caer en tentación.

 

Todos o la gran mayoría reconoce de donde proviene esa frase, si de ahí mismo, de la oración que a todos nos enseñaron desde muy pequeños.

 

Y que tal si yo quisiera caer en la tentación y dejarme llevar aunque  sea por un día, unas horas o unos minutos.

 

Dejar de pensar en los CONTRA y solo pensar en los PRO.

 

Permitirme VIVIR EL MOMENTO en todo su esplendor

 

Olvidarme que una ACCION trae una REACCION.

 

DISFUTAR sin PENSAR en las CONSECUENCIAS